Infecciones de orina en verano

Jueves, 19 Julio 2018
Publicado en Blog
Destacado
Infecciones de orina en verano

Las infecciones de orina protagonizan muchas de las consultas en la oficina de farmacia durante los meses de verano. Analizamos por qué se producen, cuáles son sus síntomas y cómo podemos prevenirlas.

La infección urinaria se considera la infección bacteriana más común y suele afectar a la vejiga y la uretra. Más del 50% de las mujeres presentan al menos un episodio de estas infecciones a lo largo de su vida y alrededor de un tercio de las afectadas presentan infecciones recurrentes (2 o más infecciones en 6 meses o 3 o más infecciones en un año).

La mayoría de las infecciones urinarias son producidas por bacterias que residen en el intestino grueso, especialmente por E. Coli y que, tras su salida por el ano, contamina la zona perianal y la vagina. A partir de aquí, pueden acceder a la uretra y, desde allí, subir a la vejiga produciéndose así la infección en el tracto urinario.

Entre sus síntomas figuran la sensación repentina de tener que orinar urgentemente, el dolor-escozor al orinar, la incontinencia, y el dolor en la zona del pubis. En los casos más severos puede presentarse fiebre y en otros la orina pierde su color claro y se puede volver maloliente y sanguinolenta.

Estas son algunas de las recomendaciones que debes adoptar para prevenir las infecciones de orina en verano:

  • Cambia el bañador mojado por otro seco cuando te bañes en el mar o en la piscina.
  • Procura beber mucha agua a lo largo del día.
  • Lava bien la zona perineal después de ir al baño.
  • Orina después de cada relación sexual, con el fin de eliminar posibles bacterias que hayan podido pasar a la uretra.
  • Lleva una alimentación sana. Lava muy bien las verduras que en crudo para ensaladas. Ten en cuenta que el arándano rojo es un alimento ideal para evitar la cistitis, ya que contiene una sustancia que tiene una acción específica sobre la E. Coli, que impide que ésta se adhiera al epitelio de la vejiga.
  • Usa jabones específicos para la higiene íntima de la mujer. El pH vaginal es más ácido y oscila entre 3,8-4,5 en una mujer en edad fértil y es más alcalino en la etapa de la menopausia (5-7,5). Como el pH vaginal es ácido, se recomienda usar un gel de higiene íntima que mantenga dicho pH entre 4-5, que no contenga detergentes ni sustancias hidratantes y que sea hipoalergénico. En este sentido, se recomienda también el uso de ropa interior y compresas de algodón, dado que las fibras sintéticas no permiten una adecuada transpiración y pueden alterar el pH de la zona íntima.

Artículos destacados

¿Cuál es tu tipo de cabello?

Miércoles, 07 Noviembre 2018 Publicado en: Cuidado del cabello

Campaña de prevención del ictus

Jueves, 25 Octubre 2018 Publicado en: Campañas sanitarias

Vida plena de las personas mayores

Martes, 23 Octubre 2018 Publicado en: Blog

Cómo combatir el dolor articular

Miércoles, 17 Octubre 2018 Publicado en: Blog

Repara tu cabello en otoño

Martes, 09 Octubre 2018 Publicado en: Cuidado del cabello

Este sitio usa cookie con el fin de recopilar datos estadísticos y de mejorar la navegación, si continua navegando, entendemos que acepta su uso. Saber más

Acepto