Cuidado de la piel y el cabello en la menopausia

Lunes, 24 Abril 2017
Publicado en Cosmética
Destacado
Cuidado de la piel y el cabello en la menopausia

La menopausia provoca una serie de cambios importantes en el estado físico y emocional de la mujer. Junto a los sofocos, los mareos, el insomnio, etc., el fin de la menstruación acarrea también consecuencias para la piel y el cabello. Os damos algunas pautas para combatir sus consecuencias.

Desde que empiezan los primeros síntomas de la menopausia hasta que finaliza la posmenopausia, la reducción paulatina de estrógenos y colágeno tiene un impacto directo en la piel, provocando su envejecimiento progresivo.

Éstos son algunos de los efectos negativos de la menopausia en la piel:

  • Piel deshidratada. La piel pierde elasticidad y se muestra seca y con aspecto rugoso.
  • Arrugas más profundas y numerosas. Las fibras de elastina y colágeno se degradan y la piel se descuelga, generando mayor flacidez y la aparición de arrugas.
  • Mayor fragilidad. La piel adelgaza y, al perder elasticidad, se lesiona más fácilmente. Asimismo, pierde humedad, elasticidad y grosor.
  • Tono desigual. Pérdida de luminosidad y frescura. El tono deja ser uniforme al aumentar la transparencia de la piel.
  • Mayor dificultad de cicatrización.
  • Manchas oscuras. Los estrógenos controlan el funcionamiento de los melanocitos, células encargadas del tono cutáneo: su número disminuye, perdiendo el control sobre la melanina y provocando la aparición de manchas de la edad y lentigos. No podemos evitar este deterioro pero sí minimizarlo y retrasar el proceso de envejecimiento.

Las alteraciones experimentadas en la menopausia no afectan en el mismo grado ni con la misma extensión a todas las mujeres. El impacto de los cambios hormonales depende de manera notable del tipo de cutis que se tenga y del estilo de vida que se haya llevado.

¿Cómo afecta la menopausia a nuestro pelo?

Con la menopausia el ciclo del pelo se reduce y se vuelve más lento, haciendo la fase anágena o de crecimiento más corta, por lo que el pelo cada vez es más delgado y corto, dando lugar a un cierto grado de alopecia. Al igual que ocurre en la piel, el cabello también se vuelve más seco y quebradizo como consecuencia de la menopausia.

Existen dos tipos de alopecia: la androgenética femenina, no exclusiva de la menopausia y caracterizada por una caída continua y progresiva, y la alopecia frontal fibrosante, que se manifiesta en el retroceso de la línea de implantación de forma progresiva, en la zona de la frente.

Los tratamientos se presentan tanto en ampollas como en cápsulas y también complementos orales con vitaminas y minerales que te ayudarán a mantener y ralentizar estos procesos, y, en el campo de la cosmética, champús, geles y mascarillas para lucir un cabello más brillante y bonito.

Consulta a tu farmacéutic@ sobre la opción más adecuada en tu caso. En tu farmacia encontrarás soluciones para combatir los efectos de la menopausia tanto en tu piel como en tu pelo.

Artículos destacados

¿Cuál es tu tipo de cabello?

Miércoles, 07 Noviembre 2018 Publicado en: Cuidado del cabello

Campaña de prevención del ictus

Jueves, 25 Octubre 2018 Publicado en: Campañas sanitarias

Vida plena de las personas mayores

Martes, 23 Octubre 2018 Publicado en: Blog

Cómo combatir el dolor articular

Miércoles, 17 Octubre 2018 Publicado en: Blog

Repara tu cabello en otoño

Martes, 09 Octubre 2018 Publicado en: Cuidado del cabello

Este sitio usa cookie con el fin de recopilar datos estadísticos y de mejorar la navegación, si continua navegando, entendemos que acepta su uso. Saber más

Acepto