Día Europeo para el uso prudente de los antibióticos

Miércoles, 18 Noviembre 2015
Destacado
Día Europeo para el uso prudente de los antibióticos

Hoy, 18 de noviembre, se celebra el Día Europeo para el uso prudente de los antibióticos, una iniciativa con la que se quiere sensibilizar a la población sobre la amenaza de la resistencia a los antibióticos y fomentar su uso adecuado.

El farmacéutico desempeña un importante papel en el uso adecuado de los antibióticos, dado que este grupo de medicamentos requieren receta. Así lo señalan desde el Centro Europeo para la Prevención y el Control de las Enfermedades (ECDC), una agencia de la Unión Europea cuya misión es contribuir a la defensa de Europa contra las enfermedades infecciosas.

Desde el ECDC insisten que a pesar de que en la mayoría de los casos los pacientes adquieren los antibióticos con receta médica, existe todavía un 3% de casos en los que se consume antibióticos sin receta.

El uso de antibióticos hace que las bacterias se vuelvan resistentes a estos medicamentos, por lo que es importante que no se tomen antibióticos por motivos equivocados ni de forma incorrecta.

Éstas son las principales recomendaciones del ECDC:

  • Los antibióticos solo puede recetárselos un médico.
    • No intente comprar antibióticos sin receta.
    • No guarde antibióticos para usarlos más adelante.
    • No tome antibióticos sobrantes de tratamientos previos.
    • No comparta los antibióticos sobrantes con otras personas.
  • Los antibióticos no son analgésicos y no pueden curar todas las enfermedades.
    Los antibióticos no actúan como analgésicos y no alivian el dolor de cabeza, el malestar o la fiebre. Solo son eficaces contra las infecciones bacterianas y no le ayudarán a recuperarse de infecciones causadas por virus, como el resfriado común o la gripe Hasta el 80 % de las infecciones invernales que afectan a la nariz, los oídos, la garganta y los pulmones son de origen vírico, por lo que tomar antibióticos no hará que se encuentre mejor.
  • La toma de antibióticos por motivos equivocados, como combatir los resfriados y la gripe, no hará que se recupere antes y podría tener efectos adversos, como las temidas resistencias.
  • Espere un tiempo para ver si mejora.
    Atender a las exigencias de la vida diaria mientras se está enfermo puede ser motivo de estrés, especialmente si experimenta determinados síntomas por primera vez. Encontrar el momento adecuado para acudir al médico puede ser difícil y la consulta puede retrasarle en sus obligaciones. Saber cómo actuar ante los síntomas puede ayudarle a afrontar mejor su enfermedad. Aprenda a cuidar de sí mismo sin necesidad de tomar antibióticos. La mayor parte de las enfermedades invernales mejoran al cabo de dos semanas.
  • Consulte a su farmacéutico: otros medicamentos pueden ayudarle a aliviar los síntomas Su farmacéutico puede recomendarle medicamentos de venta sin receta que le ayudarán a aliviar sus síntomas. Pida siempre consejo, en especial si está tomando medicamentos para otra enfermedad.
    • Los analgésicos alivian el malestar, el dolor y la fiebre.
    • Los antiinflamatorios, como las pastillas o aerosoles para la garganta, permiten tragar con más facilidad.
    • Los expectorantes orales ayudan a expulsar las secreciones de las vías respiratorias.
    • Los aerosoles y descongestivos nasales ayudan a respirar con más comodidad.
    • Los antihistamínicos alivian los estornudos y el picor y la obstrucción nasales.
    Beber líquidos en abundancia y hacer algo de reposo ayudarán a mejorar cualquier enfermedad invernal.

Este sitio usa cookie con el fin de recopilar datos estadísticos y de mejorar la navegación, si continua navegando, entendemos que acepta su uso. Saber más

Acepto