Cuidado solar en niños

Martes, 19 Mayo 2020
Publicado en Blog
Destacado
Cuidado solar en niños

La piel de los niños es más vulnerable a los efectos nocivos del sol y a las sustancias químicas que contienen algunas cremas de protección solar.

El 80% de la exposición solar se recibe en los primeros 18 años de vida. Por ello, es indispensable adoptar medidas de protección adecuadas para los más pequeños, extremando las precauciones.

La piel de los niños es seis veces más fina que la de un adulto y no produce tanta cantidad de melanina, transpiración o defensas; lo que les hace más vulnerables a los rayos solares y a la absorción de las sustancias químicas que contienen algunas cremas solares.

Este año la exposición progresiva al sol adquiere mayor importancia. Los meses de marzo y abril, en los que habitualmente empezamos a exponernos a los rayos del sol, los hemos pasado en casa. Ahora empezamos con los paseos, la radiación ya es intensa por el mes del año en el que nos encontramos y nuestra piel no ha podido generar melanina de forma progresiva.

Todo esto hace que sea muy recomendable utilizar protección solar de amplio espectro, capaz de bloquear todos los rayos, y un factor de protección alto, incluso aunque esté nublado.

Los recién nacidos y los bebés menores de 6 meses tienen una piel muy sensible a las quemaduras solares, independientemente de su fototipo. En los menores de seis meses no habría que aplicar protección solar ya que alguno de los componentes de los protectores pueden tener algún ingrediente perjudicial. También se deben limitar los paseos a primera hora de la mañana o a última de la tarde para evitar las horas de más radiación.

De los 6 meses a los 3 años no deben exponerse de manera directa, pero sí tener contacto con el sol y así beneficiarse de la vitamina D. Hay que tener cuidado, ya que su piel crea pocas defensas y es más propensa a absorber cualquier sustancia que le apliquemos. Lo más adecuado es un protector específico para bebés y niños, lo más natural posible y con ingredientes que hidraten y calmen la piel.

Los niños a partir de 3 años y hasta la adolescencia deben usar un fotoprotector que ofrezca protección frente a las radiaciones UVB y UVA, resistente al agua y al roce, así como gorra o sombrero y gafas.

Entre los productos específicos para niños que existen en el mercado encontrarás Bariésun spray de niños SPF50+ de Uriage, que proporciona una protección muy alta contra los rayos UVA-UVB y los radicales libres, además de prevenir la sequedad cutánea.

También Junior Oral Sticks de Heliocare, protección oral granulado en sobres, que aumenta la resistencia de la piel de los más pequeños al sol, reduciendo el riesgo de quemadura solar.

¡Infórmate en tu farmacia Sanifarma sobre las diferentes opciones de cuidado solar para tus hijos!

Este sitio usa cookie con el fin de recopilar datos estadísticos y de mejorar la navegación, si continua navegando, entendemos que acepta su uso. Saber más

Acepto