Ejercicio en el embarazo

Lunes, 13 Agosto 2018
Publicado en Blog
Destacado
Ejercicio en el embarazo

La práctica regular de ejercicio durante el embarazo favorece tanto la salud de la madre como la del futuro bebé. Eso sí, hay que consultar al médico qué tipo de ejercicio es más aconsejable en cada caso y con qué intensidad debe realizarse, en función del estado general de salud de la embarazada y de la etapa de la gestación en la que se encuentre.

Las embarazadas que practican ejercicio de forma regular durante el embarazo favorecen el desarrollo de un corazón más fuerte y más sano en sus bebés. Así lo destacan desde la Fundación Española del Corazón (FEC).

Caminar a paso ligero, hacer Pilates o yoga... La práctica de ejercicio aeróbico está asociada, asimismo, con el reforzamiento del suelo pélvico y la pared abdominal, por lo que prepara a la mujer a afrontar el momento del parto en una mejor condición física.

Deportes recomendados

En general se recomienda la práctica de deportes de bajo impacto, como caminar, nadar, yoga, Pilates... Actvidades deportivas que tonifiquen y preparen los músculos para el parto.

Caminar. Andar aporta muchos beneficios para las embarazadas, ayudándoles a prevenir los problemas circulatorios, la hinchazón en pies y piernas, así como el estreñimiento e incluso las molestas hemorroides.

Yoga y Pilates. El yoga y el Pilates ayudan a mejorar la postura corporal y a prevenir el dolor de espalda, contribuyendo a eliminar la sensación de fatiga y la tensión.

Deportes acuáticos. También son recomendables todas las actividades acuáticas, como la natación, el aquaerobic o aquagym, etc. Ayudan a tonificar todos los músculos, especialmente los abdominales, los glúteos y los del periné, que sujetan al niño. Además, en el agua, el cuerpo pesa una sexta parte menos que fuera de ella, lo que facilita los movimientos reduciendo el riesgo de lesiones o de forzar los músculos durante la práctica deportiva.

Hay otras actividades, como andar en bici, que sólo están recomendadas hasta el quinto o sexto mes de embarazo (la bicicleta estática sí que puede ser alternativa a partir de ese momento).

Posibles riesgos

Si bien la práctica del deporte en general es beneficiosa durante el embarazo, es recomendable evitar aquellos que puedan presentar riesgos para la salud del feto:

  • deportes que eleven la frecuencia cardíaca máxima por encima del 80%, como es el caso de los deportes de riesgo
  • no es recomendable la práctica del buceo, evitando los riesgos de descompresión y embolia de gas
  • deportes por encima de los 2500 m de altitud, ya que pueden provocar “mal de altura”
  • aquellos en los que exista un contacto físico, como el judo, kickboxing o squash, de forma que se evite el riesgo de posibles lesiones.

Se recomienda interrumpir la realización de cualquier actividad deportiva y acudir al ginecólogo ante la presencia de cualquiera de estos síntomas:

  • hemorragia vaginal o pérdida de líquido por la vagina
  • dificultad para respirar antes incluso de iniciar la actividad deportiva
  • mareos
  • dolor de cabeza
  • molestias en el pecho
  • debilidad muscular
  • contracciones
  • dolor o hinchazón de los muslos
  • visión borrosa.

Entradas relacionadas

Artículos destacados

¿Cuál es tu tipo de cabello?

Miércoles, 07 Noviembre 2018 Publicado en: Cuidado del cabello

Campaña de prevención del ictus

Jueves, 25 Octubre 2018 Publicado en: Campañas sanitarias

Vida plena de las personas mayores

Martes, 23 Octubre 2018 Publicado en: Blog

Cómo combatir el dolor articular

Miércoles, 17 Octubre 2018 Publicado en: Blog

Repara tu cabello en otoño

Martes, 09 Octubre 2018 Publicado en: Cuidado del cabello

Este sitio usa cookie con el fin de recopilar datos estadísticos y de mejorar la navegación, si continua navegando, entendemos que acepta su uso. Saber más

Acepto