Despigmentantes, consulta a tu farmacéutico para su correcta aplicación

Lunes, 01 Septiembre 2014
Publicado en Cosmética
Despigmentantes, consulta a tu farmacéutico para su correcta aplicación

El verano ha hecho que reaparezcan las temidas manchas en la piel. Existen numerosos productos despigmentantes, pero es importante el adecuado asesoramiento médico y farmacéutico para su adecuada aplicación.

En términos generales las manchas son debidas a un cambio de coloración en la piel producida por diferentes causas: herencia genética, exposición solar, envejecimiento, cambios hormonales como embarazo y menopausia, utilización de ciertos medicamentos como anticonceptivos. También pueden deberse a deficiencias en nutrientes como calcio, vitamina A, B y E y un exceso o deficiencia de hierro.

Teniendo en cuenta que las razones de aparición de las manchas son variadas podemos encontrar diferentes tipos:

Lentigos o manchas solares. Son pequeñas y de color marrón o negro. Pueden estar originadas por el sol (lentigo solar) o la edad (lentigo senil, que se manifiesta principalmente en el dorso de las manos y la cara).

Cloasma o melasma. Son manchas irregulares en forma de placas de color amarillo oscuras y son frecuentes  en  mujeres jóvenes. Se localizan en la frente, las mejillas y el labio superior. Estas manchas se oscurecen en verano y se aclaran durante el invierno. Se producen sobre todo durante cambios hormonales como el embarazo y con el uso de anticonceptivos.

Vitíligo: manchas blancas derivadas de la pérdida de pigmento. Aunque pueden aparecer en cualquier parte del cuerpo, principalmente se localizan en cara, labios, manos, brazos y piernas.

Es importante prevenir la aparición de las manchas (en el caso de las causadas por la exposición solar con la aplicación de la adecuada fotoprotección), pero, una vez han aparecido existen varias alternativas de tratamiento. Unas, dirigidas para eliminar las manchas y, otras, a enmascararlas (sustancias como el óxido de titanio o el óxido de zinc sirven para lograr una pigmentación uniforme). En ambos casos la constancia es fundamental.

En las farmacias SANIFARMA encontrarás una amplia variedad de productos con sustancias despigmentantes encaminados a eliminar la manchas de la piel, entre los que podemos citar:

1. Hidroquinona: Se trata del primer agente despigmentante. El intervalo óptimo de concentración es entre el 2 y 5%, por debajo del 2% el efecto decolorante es débil y por encima del 5% puede producir irritaciones. Actúan inhibiendo la oxidación enzimática de la tiroxina e interviniendo en la formación, melanización y degradación de los melanosomas. Se utiliza en forma de soluciones, emulsiones, geles y cremas para el tratamiento de hiperpigmentaciones cutáneas tales como el melasma ó cloasma, léntigos y pecas. Se debe aplicar normalmente mañana y noche durante varios meses. No se debe utilizar sobre heridas ni en mucosas y durante el tratamiento se deben utilizar filtros solares. Y evitar la aplicación los meses de verano.

Debido a los efectos secundarios derivados del uso prolongado de hidroquinona, desde el año 2000 el uso de esta sustancia como despigmentante en productos cosméticos ha sido prohibida en la Unión Europea, limitándose su uso a especialidades farmacéuticas con receta médica, en los casos de contener altos porcentajes de hidroquinona, (4%) y sin receta médica, para productos con menor proporción de la sustancia activa (2%).

Debido a los efectos secundarios derivados del uso prolongado de hidroquinona, desde el año 2000 el uso de esta sustancia como despigmentante en productos cosméticos ha sido prohibida en la Unión Europea, limitándose su uso a especialidades farmacéuticas con receta médica, en los casos de contener altos porcentajes de hidroquinona, (4%) y sin receta médica, para productos con menor proporción de la sustancia activa (2%).

2. Ácido ascórbico. Este compuesto posee propiedades despigmentantes al actuar inhibiendo el sistema tirosinasa, además presenta otras ventajas cosméticas como estimular la producción de colágeno, actuar a nivel de los radicales libres, prevenir la aparición de arrugas.

3. Ácido kojico . Su poder despigmentante se deriva de la acción quelante del cobre y de la inhibición de la actividad de la enzima tirosinasa.

4. Ácido azelaico y retinol. Al igual que el ácido kójico tienen poder quelante del cobre y también actúan desoxidando el melanocito. El retinol además tiene propiedades exfoliantes y antiedad.

5. Extractos vegetales. Existen extractos vegetales como gayuba, milenrama, kiwi, regaliz, romero, te, manzanilla etc. que contienen principios activos como luteolina, arbutina, glabridina, hispaglabridina, etc. que se han utilizado tradicionalmente como sustancias despigmentantes.

Las productos despigmentantes comercializados suelen están formados por la combinación de diferentes compuestos de los mencionados anteriormente, además pueden incorporar hidroxiácidos que actúan eliminando las células muertas de la piel y favoreciendo de este modo la acción de los agentes despigmentantes. También son frecuentes las asociaciones con sustancias antioxidantes que neutralizan radicales libres y la incorporación de filtros solares para proteger la zona a tratar de la radiación solar y evitar la reaparición de manchas.

Se debe tener en cuenta que algunas de las sustancias utilizadas como despigmentantes pueden presentar efectos irritantes sobre la piel. Por lo que tendremos siempre que dejarnos aconsejar por el especialista cual es el producto ideal, según el tipo de piel y el tipo de mancha que tengamos.

Descargar archivos adjuntos:

Este sitio usa cookie con el fin de recopilar datos estadísticos y de mejorar la navegación, si continua navegando, entendemos que acepta su uso. Saber más

Acepto