Consejos para el cuidado del bebé

Jueves, 19 Julio 2018
Publicado en Blog
Destacado
Consejos para el cuidado del bebé

El nacimiento de un bebé, sobre todo si es el primero, acarrea muchas alegrías pero también muchas dudas y temores, especialmente en todo relacionado con su salud y bienestar. Tu farmacéutico/a puede ayudarte a resolver muchas de estas cuestiones… ¡Pregunta en tu farmacia!

Duerme demasiado? ¿Cómo he de curar el cordón? ¿Por qué llora tanto? La llegada de un bebé a la familia hace que se nos presenten muchas preguntas. A nuestro alrededor escuchamos todo tipo de opiniones y teorías, pero lo mejor es que acudamos a un profesional de la salud para resolverlas. Tu farmacéutico/a puede asesorarte sobre los cuidados que necesita tu bebé en sus primeras semanas de vida. Hacemos un recorrido por algunas de las consultas más frecuentes en la farmacia.

¿Cómo debo hacer las curas del cordón umbilical?

Hasta que se cae, lo cual suele producirse entre una y dos semanas después del parto, los cuidados del cordón umbilical han de centrarse en mantener limpia y seca la zona. Para ello, cubre la zona con una gasa y cámbiasela por otra limpia un par de veces al día. Si bañas al bebé, seca bien la zona con toques suaves, sin frotarle. Si pasadas dos semanas no se le ha caído el cordón umbilical o se le pone rojo o supura acude a tu pediatra.

Mi bebé tiene la zona del pañal irritada… ¿Qué puedo hacer?

La llamada dermatitis del pañal es una irritación de la zona de la piel cubierta habitualmente por el pañal, alrededor del ano, en la zona perineal y perianal y en los pliegues de las ingles. Para prevenirla hay que cambiarle el pañal en cuanto detectemos que lo ha manchado o mojado; lavar la zona con agua y una esponja y secarla con una toalla suave. A continuación, si la zona está irritada, puedes aplicar una crema o pomada, como la llamada “pasta al agua”.

¿Cómo tengo que limpiarle la nariz si la tiene obstruida?

Si notas que a tu bebé le cuesta respirar, puedes ayudarle a expulsar los mocos con suero fisiológico. El suero ayuda a deshacer los mocos y a arrastrarlos. Puedes elegir diferentes presentaciones, en ampollas, en spray, etc. Si empleas una solución en aerosol lo ideal es hacerlo con el bebé acostado, con la cabeza girada hacia un lado y administrándole el suero en el orificio que queda arriba, y haciendo lo mismo con el otro orificio colocando al bebé mirando hacia el otro lado. ¿Cómo tengo que bañar al bebé? En primer lugar, presta especial atención a la temperatura, tanto del agua como de la estancia en la que vas a bañar al bebé. La temperatura del agua ha de estar entre 34-37 grados centígrados y la temperatura ambiente entre 22 y 25 grados. Recuerda que existen termómetros para controlar la temperatura del agua. Puedes lavar al bebé solo con agua o empleando syndets, conocidos como “jabones sin jabón”. Sujeta con un brazo la espalda del bebé, de manera que apoye su cabeza en tu antebrazo, sosteniéndole por la axila y hombro, de forma que esté semi-incorporado y nos quede una mano libre. Una vez seco, hidrata su piel con alguna crema hidratante específica.

¿Por qué duerme tantas horas?

Los primeros meses los bebés duermen la mayor parte del día. Los recién nacidos duermen entre 16 y 17 horas al día. Con tres meses, duermen una media de 15 horas y al cumplir su primer año entre 13 y 14 horas. Se recomienda que la temperatura de la habitación no supere los 22ºC- 24ºC y no abrigarle en exceso.

¿Cómo sé si mi bebé está bien alimentado?

Alrededor del 20% de las consultas en las farmacias están relacionadas con la alimentación infantil, bien sea sobre lactancia materna, leches infantiles, introducción de los cereales, etc.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda la lactancia materna en exclusiva durante los primeros 6 meses de vida, siempre que sea posible.

Las primeras semanas la alimentación se hará a demanda, es decir cuando el bebé lo reclame. El pediatra te dirá cuándo es conveniente empezar con la alimentación complementaria (en general, entre el 4º y 6º mes). La introducción de alimentos se hará de uno en uno, dejando pasar unos días entre unos y otros, para ver si se produce alguna reacción adversa. En lo que respecta a las leches infantiles que puedes encontrar en la farmacia, se dividen en varios tipos: leches de inicio (para los 6 primeros meses de vida), leches de continuación (de 6-12 meses) y leches de crecimiento (a partir de los 12 meses).

También están disponibles en la farmacia leches especiales para niños y niñas con diferentes patologías y/o necesidades especiales (intolerancia a la lactosa, reflujo, etc) que no puedan tomar otros tipos de leche.

A pesar de todo esto, las edades a las que introducir cada tipo de leche dependerán de cada bebé y se recomienda que además del farmacéutico sea el pediatra el que oriente a la madre sobre la edad más adecuada para alimentar al bebé con un tipo de leche u otra en función de sus características y necesidades.

Artículos destacados

Vuelve el cole…vuelven los piojos

Viernes, 07 Septiembre 2018 Publicado en: Blog

Ejercicio en el embarazo

Lunes, 13 Agosto 2018 Publicado en: Blog

Controles de salud en las personas mayores

Miércoles, 08 Agosto 2018 Publicado en: Blog

Mujer y deporte: vigila tu suelo pélvico

Lunes, 06 Agosto 2018 Publicado en: Blog

Este sitio usa cookie con el fin de recopilar datos estadísticos y de mejorar la navegación, si continua navegando, entendemos que acepta su uso. Saber más

Acepto