Ola de calor: pautas para el buen uso y conservación de medicamentos

Miércoles, 01 Julio 2015
Destacado
Ola de calor: pautas para el buen uso y conservación de medicamentos

Una gran ola de calor está recorriendo estos días España de norte a sur. Desde SANIFARMA nos sumamos a las advertencias de las autoridades sanitarias, especialmente en la vigilancia de niños y ancianos ante las elevadas temperaturas y os damos algunas recomendaciones sobre la conservación y el uso de los medicamentos.

El Ministerio de Sanidad, Políticas Sociales e cuenta un protocolo de actuaciones de los servicios sanitarios antes una ola de calor, elaborado en colaboración con las diferentes sociedades científicas, en el que se recogen algunas recomendaciones para la población.

 - Beba agua y líquidos con frecuencia, aunque no sienta sed.
 - No abuse de las bebidas con cafeína, alcohol o grandes cantidades de azúcar, ya que pueden hacer perder más líquido corporal.
 - Preste especial atención a bebes y niños pequeños, mayores y personas con enfermedades que puedan agravarse con el calor y la deshidratación, como las patologías cardiacas.
 - Permanezca el mayor tiempo posible en lugares frescos, a la sombra o climatizados, y refrésquese a menudo.
 - Reduzca la actividad física y evite realizar deportes al aire libre en las horas más calurosas (entre las once y las cinco de la tarde especialmente).
 - Use ropa ligera, holgada y que deje transpirar.
 - Nunca deje ninguna persona en un vehículo estacionado y cerrado (especialmente a niños, ancianos o enfermos crónicos).
 - Consulte a su médico ante síntomas que se prolonguen más de una hora y que puedan estar relacionados con las altas temperaturas.
 - Haga comidas ligeras que ayuden a reponer las sales perdidas por el sudor (ensaladas, frutas, verduras, zumos, etc.)
 - Mantenga sus medicinas en un lugar fresco; el calor puede alterar su composición y sus efectos.
 

Respecto a este último punto, La Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS) ha elaborado un documento con algunas pautas para el buen uso de los medicamentos ante una ola de calor.

 La AEMPS recuerda que en caso de ola de calor algunos medicamentos pueden agravar el síndrome de agotamiento–deshidratación o de golpe de calor, principalmente de los siguientes grupos
 - Medicamentos que provocan alteraciones en la hidratación y / o trastornos electrolíticos
 - Medicamentos que pueden afectar la función renal.
 - Medicamentos cuyo perfil farmacocinético puede ser afectado por la deshidratación.
 - Medicamentos que pueden alterar la termorregulación central o periférica.
 

En cualquier caso será el médico el que determine cómo proceder tras analizar cada caso y su nivel de deshidratación si lo hubiera.

Conservación de los medicamentos en una ola de calor

Las condiciones especiales de conservación figuran en el envase de cada medicamento. Existen varios tipos:

- medicamentos a conservar entre +2 y +8°C

- medicamentos a conservar a una temperatura inferior a 25 ó a 30°C.

- medicamentos sin menciones específicas de conservación, que se pueden conservar a temperatura ambiente (entendiendo por ésta un clima continental, como el nuestro).

En caso de exposición al calor, bien sea durante el transporte en unas condiciones en las que la temperatura no está controlada, hay que tener en cuenta las siguientes recomendaciones:

- Medicamentos a conservar entre +2ºC y +8 ºC. En caso de temperaturas externas elevadas, está recomendado utilizarlos tan pronto como se hayan sacado del frigorífico.

- Medicamentos a conservar a una temperatura inferior a 25ºC ó a 30°C. El rebasar puntualmente (algunos días o algunas semanas) estas temperaturas no tiene consecuencia sobre la estabilidad o la calidad de estos medicamentos.

- Medicamentos conservados a temperatura ambiente (no comportan ninguna mención especial de conservación): No debe preocupar la exposición de estos medicamentos a temperaturas

- Transporte por los particulares Cuando los particulares transportan sus medicamentos, deben aplicarse las mismas precauciones de conservación. Los medicamentos a conservar entre +2ºC y +8°C deben ser transportados en condiciones que respetan la cadena de frío (embalaje isotérmico refrigerado), pero sin provocar la congelación del producto. Los medicamentos a conservar a una temperatura inferior a 25 ó a 30°C, igual que los medicamentos a conservar a temperatura ambiente, no deben ser expuestos mucho tiempo a temperaturas elevadas como las que frecuentemente se alcanzan en el maletero de un coche, por eje,plo. Se aconseja, como medida de prevención, transportarlos en un embalaje isotérmico no refrigerado.

 

Artículos destacados

Cómo combatir el dolor articular

Miércoles, 17 Octubre 2018 Publicado en: Blog

Repara tu cabello en otoño

Martes, 09 Octubre 2018 Publicado en: Cuidado del cabello

Vuelve el cole…vuelven los piojos

Viernes, 07 Septiembre 2018 Publicado en: Blog

Ejercicio en el embarazo

Lunes, 13 Agosto 2018 Publicado en: Blog

Este sitio usa cookie con el fin de recopilar datos estadísticos y de mejorar la navegación, si continua navegando, entendemos que acepta su uso. Saber más

Acepto