Sanifarma, Grupo de Farmacias en Navarra

¿Gripe o resfriado? Te ayudamos a diferenciarlos

Lunes, 18 Enero 2016
Destacado
¿Gripe o resfriado? Te ayudamos a diferenciarlos

A pesar de que la mayoría de la población es capaz de distinguir los síntomas del resfriado y la gripe, un diez por ciento no sabe diferenciarlos. Dada la alta incidencia de estas patologías, especialmente asociadas al invierno, os damos algunas pautas para identificarlas.

El resfriado es una infección aguda del tracto respiratorio superior y de origen viríco. Puede estar provocado por alrededor de 200 tipos de virus diferentes, aunque los más frecuentes pertenecen a la familia de los rinovirus.

Por su parte, la gripe está povocada por el virus de la influenza y afecta especialmente a las vías respiratorias superiores.

Para ayudarte a diferenciarlos te aportamos un breve cuestionario.

Tienes catarro o resfriado común si respondes de forma afirmativa a estas preguntas:

- ¿tienes congestión nasal, dificultad respiratoria, estornudos y tos? 
- ¿no tienes fiebre o caso de tenerla esta no pasa de 37,9º?
- ¿te duele la zona de la faringe?
- ¿los síntomas han aparecido de forma paulatina, entre en uno y tres días?
- ¿el proceso dura entre tres y cinco días y la recuperación es rápida?

Tienes gripe si tus respuestas a estas preguntas son positivas...

- ¿tienes fiebre alta, por encima de los 38,5º?
- ¿no tienes congestión nasal o ésta es muy leve, aunque sí puedes tener dolor leve de garganta o tos?
- ¿tienes congestión nasal, dificultad respiratoria, estornudos y tos?
- ¿tienes dolor de cabeza, muscular y gran cansancio físico?
- ¿el inicio del proceso ha sido de forma brusca?
- ¿la recuperación es larga, entre una y dos semanas en algunos casos?

Tanto en el caso de la gripe como en el del resfriado, el tratamiento está dirigido a paliar los síntomas. Análgesicos y antiinflamatorios para combatir el dolor muscular y el dolor de cabeza; Antitérmicos para la fiebre,  Antitusivos, para tratar la tos (aquí es muy importante diferenciar entre tos seca o improductiva y tos productiva (que requerirá ser tratada con algún expectorante).

En el caso de la congestión nasal, es recomendable realizar lavados nasales con suero fisiológico o agua de mar.

Para aliviar los síntomas se recomienda:

- Descansar lo suficiente, especialmente mientras tiene fiebre.
- Beber más líquidos: agua, infusiones, zumos de frutas y los caldos suaves, que nos ayudarán a ablandar el moco y mantener la nariz y la garganta húmedas.
- No fumar, ni respirar aire con humo de tabaco, ni frecuentar ambientes cargados.
- Protegerse del frío y evitar los cambios bruscos de temperatura.
- No beber alcohol, ni tomar cafeína porque tiene efectos de sequedad.
- Tomar duchas calientes para aliviar la congestión.
- Humidificar el ambiente y realizar vahos o inhalaciones de vapor de agua.

Consulta con tu médico si existe un aumento de la dificultad respiratoria o la expectoración es verdosa o sanguinolenta. Si tienes fiebre alta, si la fiebre dura más de 3-4 días o reaparece tras haber estado sin fiebre durante 24 horas. Si aparece dolor en el pecho o en el costado. Si presentas dolor o supuración de oídos. Si los síntomas duran más de 10 días o empeoran. Si la tos no disminuye pasados los días, es intensa y dificulta las actividades normales. O si aparece dolor o supuración de oídos, sarpullido o vómitos persistentes. Y especialmente si te encuentras entre los pacientes con riesgo: niños pequeños, embarazadas, ancianos, personas con una enfermedad crónica o inmunodeprimidas.

Temas

Este sitio usa cookie

Si continua navegando, entendemos que acepta su uso. Saber más

Acepto