Consejos para prevenir gripes y resfriados

Jueves, 13 Octubre 2016
Destacado
Consejos para prevenir gripes y resfriados

Tres de cada cuatro españoles asegura que tiene una gripe o un resfriado al menos una vez cada año. Os damos algunas pautas para diferenciarlos y para combatir sus síntomas.

Para prevenir gripes, resfriados y otras enfermedades de tipo respiratorio asociadas al invierno, tales como bronquitis, faringitis, etc. se recomienda lavarse las manos con frecuencia, evitar los cambios bruscos de temperatura, dejar de fumar o evitar los ambientes con humo, y llevar una dieta rica en vitaminas y minerales.

Si ya se ha contraído la enfermedad, se recomienda descansar (dormir al menos siete horas), beber abundantes líquidos y combatir los síntomas con medicamentos específicos como antitérmicos, analgésicos, etc. En el caso de infección, el médico deberá determinar si es necesario administrar tratamiento antibiótico.

Es importante también evitar el consumo de alcohol y tabaco y, en niños y adolescentes evitar el consumo de aspirinas (podrían provocar un síndrome raro pero grave que se denomina Síndrome de Reye).

Resfriado

Es una infección vírica de las vías respiratorias altas que constituye la enfermedad leve con mayor incidencia en el mundo. Puede ser provocado por 200 virus diferentes, entre los que figuran el rinovirus y el coronavirus. A diferencia de la gripe, que se manifiesta de forma brusca, los síntomas del resfriado común aparecen poco a poco y esencialmente son: congestión nasal, tos, estornudos, secreción nasal, ojos llorosos, dolor de garganta, malestar general, cansancio leve y fiebre baja en algunos casos. Los síntomas se prolongan de tres a cinco días. En lo que respecta al tratamiento, se recomienda beber abundantes líquidos, descansar y consultar con el médico si los síntomas empeoran o no evolucionan de forma adecuada.

Gripe

La gripe es una enfermedad infecciosa aguda de las vías respiratorias causada por un virus. Se presenta habitualmente en forma de epidemia, sobre todo entre los meses de noviembre y marzo. Cada año afecta a entre el 5 y el 15% de la población. Existen tres tipos de virus gripales: A, B y C. 

La persona enferma de gripe transmite la enfermedad por vía aérea mediante sus estornudos, tos o contacto. Puede transmitirse desde un día antes del comienzo de los síntomas hasta unos 3 a 7 días después del comienzo de la enfermedad. Los síntomas de la gripe empiezan a manifestarse entre uno y cuatro días después de que el virus entre el nuestro organismo. El cuadro clínico inicial se manifiesta de forma brusca, mediante fiebre y escalofríos, acompañados de dolor de cabeza, congestión nasal, molestias de garganta, malestar general, dolores musculares, pérdida de apetito y tos seca. La fiebre y los dolores musculares suelen durar de 3 a 5 días y la congestión y la falta de energía puede durar hasta 2 semanas.

Las personas de más de 65 años y los enfermos crónicos pueden presentar complicaciones, eminentemente respiratorias: neumonías, bronquitis, sinusitis u otitis.En estos grupos de riesgo está recomendada la vacunación.

Artículos destacados

Consejos para el cuidado del bebé

Jueves, 19 Julio 2018 Publicado en: Blog

Dermatitis, cuidados específicos en verano

Miércoles, 04 Julio 2018 Publicado en: Blog

Día Europeo de la Prevención del Cáncer de Piel

Lunes, 11 Junio 2018 Publicado en: Blog

Este sitio usa cookie con el fin de recopilar datos estadísticos y de mejorar la navegación, si continua navegando, entendemos que acepta su uso. Saber más

Acepto