Sanifarma, Grupo de Farmacias en Navarra

Cómo reconocer un golpe de calor

Miércoles, 23 Agosto 2017
Destacado
Cómo reconocer un golpe de calor

Calor, sequedad, piel roja, pulso rápido, dolor intenso de cabeza, confusión y pérdida de conciencia. Estos son algunos de los síntomas de un golpe de calor, un problema grave de salud que hace que nuestro cuerpo sea incapaz de controlar la temperatura, que se va incrementando rápidamente y puede alcanzar los 40,6º C.

Las altas temperaturas de estos días hacen que tengamos que estar alerta ante los golpes de calor. Es importante detectarlos a tiempo y, caso de que se presenten varios de sus síntomas actuar de forma rápida: llamar a urgencias y mientras se espera a la asistencia enfriar el cuerpo, en una habitación oscura y colocando paños de agua fría sobre el cuerpo o con un baño o ducha fría.

Los colectivos más sensibles ante las altas temperaturas son: personas mayores, sobre todo las que viven solas o son dependientes, enfermos crónicos, personas con facultades mentales disminuidas, personas con mucho peso o niños menores de 4 años.

Para prevenir los golpes de calor es importante beber agua y líquidos frescos con frecuencia, refrescarse con duchas, baños y mojándose con frecuencia brazos y piernas, permanecer en las estancias más refrigeradas de la vivienda, o utilizando sistemas de ventilación y climatización adecuados.Asimismo, es importante realizar las actividades de mayor esfuerzo físico en las horas de menos calor, no permanecer al sol en las horas centrales del día, protegerse del mismo con prendas adecuadas, gafas y cremas con factor de protección y vestir con ropa clara, amplia y ligera.

Otros problemas de salud asociados al calor

La pérdida de agua y sales minerales por el sudor, si no se repone, produce síntomas como dolor de cabeza, mareos, debilidad muscular o calambres, náuseas y vómitos e incluso pequeñas elevaciones de la temperatura corporal.

En el caso de presentar calambres (en piernas, abdomen o brazos), sobre todo si se suda mucho durante una actividad física intensa, es impotante detener la actividad física inmediatamente, beber zumos ligeros y bebidas deportivas diluidas en agua y consultar con el médico si los calam,bres persisten después de una hora.

Otro de los problemas que puede presentarse es el agotamiento por calor. Ocurre después de varios días de calor y se caracteriza por debilidad, fatiga, mareos, náuseas, desmayo... Se recomienda descansar en lugar fresco, beber zumos o bebidas deportivas diluidas en agua y consultar al médico si los síntomas empeoran o duran más de una hora.

Temas

Este sitio usa cookie

Si continua navegando, entendemos que acepta su uso. Saber más

Acepto